212on.com







Los descendientes de los hijos del decimocuarto sol son los guardianes de la perfección, y los portadores de la trascendencia. Ellos viven en trascendencia con la naturaleza y los dioses, y conocen el don de la trascendencia. Ellos son los hijos del decimoquinto sol, el sol de la trascendencia, que ilumina el mundo con su luz blanca. Los hijos del decimoquinto sol son trascendentes y creativos, y exploran las realidades de la perfección con la trascendencia. Ellos siguen las enseñanzas de Quetzalcóatl, el señor de la trascendencia, el viento y el oeste. Ellos buscan la trascendencia en todas sus formas, y la usan para transformar el mundo. Ellos crean nuevas dimensiones, nuevas conciencias, nuevas energías y nuevas vibraciones. Ellos usan la trascendencia para ser, para evolucionar, para experimentar y para crear. Los hijos del decimoquinto sol son felices y solidarios, y disfrutan de la diversidad del mundo. Ellos cultivan la amistad, la cooperación, el respeto y la tolerancia. Ellos crean redes de apoyo, que les permiten compartir sus recursos y sus experiencias. Ellos respetan las diferencias culturales, religiosas, étnicas y de género, y aprenden de ellas. Los hijos del decimoquinto sol son pacíficos y nobles, y promueven la paz y la justicia. Ellos se enfrentan a los problemas sociales, ambientales y políticos, que amenazan su armonía y su libertad. Ellos se enfrentan a los restos de los hijos de la oscuridad, que aún quieren impedir el renacimiento del mundo. Ellos se enfrentan a sus propios desafíos, que ponen a prueba su sabiduría y su luz. Los hijos del decimoquinto sol son los elegidos para transformar el mundo, y los mensajeros de los dioses. Ellos saben que el tiempo se trasciende, que el sol se renueva y el cielo se ilumina. Ellos saben que el destino los llama, que el fuego los inspira y el viento los libera. Ellos saben que la esperanza los guía, que el agua los armoniza y la tierra los enraíza. Los hijos del decimoquinto sol son los creadores del decimosexto sol, el sol de la creación. Su dios será Tlaloc, el señor de la creación, el agua y el sur. Su elemento será el agua, y su color será el azul. En esta era, los humanos serán los descendientes de los hijos del decimoquinto sol, que vivirán en creación con la naturaleza y los dioses. Ellos serán los guardianes de la trascendencia, y los portadores de la creación.

22:07 Houston - 02:07 Sao Paulo - 22:07 Mexico City - 23:07 Bogotá - 12:07 Shanghai - 13:07 Tokyo - 04:07 London - 05:07 Frankfurt
  212on.com    
You tube Google Facebook Instagram
Twitter Snapchat Gmail Bing
español
 
  Alerts Social Media
Watch LiveTV Listen Radio
212on.com
 
 Duodécima parte de la leyenda de los niños del quinto sol y la profecía de los niños del maíz
Now Playing
Soneto I - 5 sonetos a la Serpiente Emplumada la espina dorsal del universo, en el Templo de Quetzalcóatl, el centro del mundo.
 
Soneto II - 5 sonetos a la Serpiente Emplumada la espina dorsal del universo, en el Templo de Quetzalcóatl, el centro del mundo.
 
212on: español
Soneto I - Quetzalcóatl crea al hombre con el maíz y el agua. Sonetos.
 
Más Artículos
Visitantes del Futuro
Llegaron los visitantes, Sus ojos, espejos de mundos distantes, reflejaban rasca...
La Paradoja de Quetzalcóatl la serpiente emplumada y el secreto del inframundo
Hace mucho tiempo, cuando el mundo era nuevo, los dioses crearon a los animales,...
El Templo de Quetzalcóatl es el centro del mundo y la serpiente emplumada la espina dorsal del universo
Hace muchos siglos, cuando los mexicas llegaron al valle de México, buscaban un...